Eliminación de marcas de piercings y dilataciones

Eliminación de marcas de piercings y dilataciones

Los piercing, crean en la piel una cicatriz que no se puede cerrar con una sutura tradicional. Para poder cerrar la cicatriz que causa la perforación de un piercing debe realizarse un procedimiento quirúrgico.

El tratamiento es ambulatorio, no suele durar más de 30 o 40 minutos y se realiza con anestesia local. Las zonas más habituales donde se localizan estas cicatrices son en cejas, nariz, orejas y ombligo.

Nada más terminar la intervención se puede volver a la vida cotidiana.

Preguntas frecuentes:

Entre 30-40 minutos.

Si, se utiliza una anestesia tópica.