Hiperhidrosis

Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, palmas de las manos, plantas de los pies aunque también puede aparecer en el cuero cabelludo o en el rostro.

La toxina botulínica o Botox,  es la única solución no quirúrgica para eliminar el exceso de las glándulas sudoríparas de manera temporal, reduciendo significativamente el sudor en la zona tratada. En una única sesión podemos reducir la sudoración antes presentada, en un 90%.

Se realiza mediante microinyecciones con aguja muy fina en pequeñas dosis de toxina botulínica o Botox en la zona a tratar.

Mejora la calidad de vida del paciente, siendo un tratamiento seguro y de gran eficacia.

Es un tratamiento rápido y sencillo, 1 hora contando el tiempo de la anestesia.

Aplicaremos anestesia local tópica previa al tratamiento para reducir las molestias.

Puedes volver a tu vida normal. Pero se recomienda las primeras 24 horas no realizar ejercicio físico ni acudir a baños calientes ni saunas.

El tratamiento se suele realizar de 1 vez al año cuando empieza la temporada de calor pero se puede llegar a repetir hasta 3 veces al año según el problema de cada paciente. El tratamiento se suele realizar de 1 vez al año cuando empieza la temporada de calor pero se puede llegar a repetir hasta 3 veces al año según el problema de cada paciente.

En AVANTwell Medical utilizamos estas Toxinas botulínicas Vistabel ®, Azzalure®, Bocouture®.

Los resultados se aprecian a los 2-3 días de manera progresiva.

El efecto tiene una duración aproximada de entre 4 y 6 meses, si es leve, si por el contrario es severo posiblemente dure menos.

Sí, no se puede realizar a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Tampoco en casos de padecer enfermedades neomusculares ni de sistémicas neurológicas. Y si eres hipersensible o alérgico a la albumina.