Toxina Botulínica para Arrugas de Expresión

Toxina Botulínica para Arrugas de Expresión

La toxina botulínica o Botox es una proteína que impide la transmisión nerviosa hacia el músculo con el objetivo de que éste se contraiga con menos fuerza, actuando como relajante muscular y disminuyendo las líneas de expresión o arrugas dinámicas.

Es un medicamento seguro y se ha convertido en un tratamiento estrella para tratar las arrugas del tercio superior del rostro siendo uno de los tratamientos más realizados en todo el mundo, tanto por hombres como mujeres.

Aplicamos pequeñas dosis de toxina botulínica o Botox en puntos predeterminados en la zona de frente, entrecejo y patas de gallo, consiguiendo reducir, corregir y prevenir las arrugas de expresión.